Ven a Irlanda para disfrutar de vías navegables de aguas cristalinas decoradas por paisajes espectaculares y exhuberantes, además de verdes y frondosos. La navegación es muy fácil sobre los ríos Shannon y Erne —y todos los lagos de los alrededores— y son perfectos para las personas sin experiencia. Durante tus vacaciones en barco, visita la Isla Esmeralda a un ritmo pausado y descubre todos los tesoros que este lugar tiene que ofrecer: pesca, golf, whisky, gastronomía, tranquilidad, ruinas antiguas, pueblos encantadores y mucho más. ¡El turismo fluvial es un placer para todos los sentidos!

Solicitar información