El barco es un modo de vida en Holanda, así que sube a bordo; es la mejor manera de descubrir este hermoso país. Entabla conversación con la amable población local que encontrarás en los canales, admira los tradicionales molinos que te acompañarán a lo largo del trayecto, toma las rutas ciclistas que discurren junto al agua o descansa en puertos deportivos con multitud de instalaciones modernas y de primer nivel. Descubre las tradiciones, historia, paisajes y la gastronomía. Con tus amigos o tu familia, no puedes perderte de tus vacaciones en barco en Holanda. ¡Te va a encantar!

Solicitar información