Bélgica - célebre por su chocolate, sus cervezas y sus encajes - te recibirá con los brazos abiertos y una calurosa bienvenida, sea cuál sea la zona que visites. Sus campos verdes y vastos, sus ciudades antiguas y otros tesoros quedan conectados por lustrosos canales flamencos. A lo largo de tu crucero fluvial, el patrimonio histórico y cultural de este pequeño país estará a tus pies. Visita los monumentos, museos, fábricas o mercados locales y tómate tu tiempo durante las escalas para disfrutar de este pais encantador. ¡Tu recorrido en Bélgica será inolvidable!

Solicitar información